Una década levantando fondos de inversión en LatAm

Conseguir inversión es un trabajo de tiempo completo y de carrera larga, pero de grandes recompensas. Es una labor que día a día nos emociona y nos impulsa a conectar emprendedores con capital para empujar el crecimiento de la región.

El año pasado, anunciamos nuestro tercer fondo, Luchadores III, una iniciativa que contempla la inversión de alrededor de 17 millones de dólares en 130 emprendimientos en etapa inicial, durante los siguientes dos años y medio. Nuestro objetivo fue, como lo ha sido siempre, el de contribuir al crecimiento y desarrollo económico de LatAm.

Esto no sería posible sin el capital de la fuente original: decenas de inversionistas que, o ya estaban enamorados de América Latina y su vibrante crecimiento, o que no lo estaban tanto y por ello, tuvimos que contagiarles nuestra pasión por el ecosistema emprendedor hispanoparlante.

Este mes, 500 Global cumple 10 años de invertir en América Latina, y muchos han sido los aprendizajes en cuanto al levantamiento de inversión. Por lo que nos sentamos a conversar con:

Damaris Mendoza — Investor Relations Manager

Responsable de construir relaciones profundas, duraderas y productivas con nuestros inversionistas actuales y futuros de los fondos dedicados a Latinoamérica hispanoparlante.

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/damaris-mendoza-loera

En septiembre de 2021, anunciamos el cierre del fondo Luchadores III por US$17m, ¿qué se siente haber sido parte de todo ese proceso y hoy ver a las empresas que recibieron ese capital contratar más gente, llegar a más usuarios y hasta expandirse a otros países?

Es una experiencia muy gratificante. Nosotros existimos gracias a las y los emprendedores, sin ellos no tendríamos una industria sobre la qué construir ni trabajar. Trabajar en venture capital, en la etapa en la que nosotros trabajamos, es una de esas oportunidades en las que puedes ver causa y efecto.

A pesar de que el periodo de maduración de los vehículos y de los fondos y de las compañías mismas es un poco largo, nosotros podemos estar cerrando un fondo en 2019 y ver a las compañías que recibieron las primeras inversiones contratar gente, crecer en múltiples países, despegar y hacer cosas disruptivas en su propia industria en un par de meses. Es muy mágico.

Tú vienes del área de la comunicación y luego entraste al mundo del emprendimiento a través de 500 Global y, al final del día, la comunicación está muy presente en el proceso de levantamiento de capital. ¿Cuáles han sido los mayores retos construyendo relaciones con los inversionistas de capital privado (LPs) de toda LatAm y manteniendo una comunicación constante?

¡Todo es un reto! Como fondo, tenemos una responsabilidad muy importante de saber comunicar lo que hacemos, alinear expectativas entre inversionistas y emprendedores y educar sobre el capital privado a las personas que son los tomadores de decisiones o quienes tienen los recursos económicos para poder canalizarlos hacia el lado de inversión.

Son dos caras de la moneda, por un lado, una parte del equipo de 500 opera directamente con el emprendedor, que es nuestra especialidad, pero también hay mucho trabajo del lado del inversionista.

Respecto a esto último, hay varios aspectos también. Hay gente que tiene la mejor de las intenciones, el corazón en el lugar correcto, y que de verdad quiere entrar al ecosistema para ayudar y aprender, pero también hay otros que tienen muchos recursos pero a los que venture capital les suena como un lugar donde nunca se va a poder hacer dinero.

Tenemos que balancear ambos lados. Hacer que los que tienen capacidades económicas se enamoren de construir un ecosistema de base tecnológica para América hispanoparlante como economía emergente y, por el otro lado, que la gente que tiene la voluntad tenga los procesos correctos para que pueda sumar capital y capacidades a los emprendedores y empresas que ya existen.

Para nosotros esa responsabilidad, nuestro fiduciary duty, del lado de los inversionistas es gigantesca, y me atrevería a decir que no solo es de nosotros, sino de todos los fondos de inversión que existimos en este momento.

Tenemos ese gran compromiso porque estamos lejos de aprovechar al máximo las capacidades del capital local que podemos aprovechar, y de las personas que podemos “evangelizar” y enamorar de las startups.

Cómo fondo, es nuestro trabajo hacerlo –y no solo de los emprendedores–, tenemos que ser buenos en comunicar lo que hacemos y las cosas que se construyen por detrás, para que el día de mañana todos, emprendedores y otros fondos podamos acceder a esos recursos.

Es una posición muy crítica porque si a los fondos nos va mal, ¿quién va a querer seguir invirtiendo en este tipo de vehículos? Y se vuelve un daño colateral para las compañías.

Si a los fondos les va muy bien, a todos nos va muy bien porque tendremos más recursos y mejores condiciones para invertir en los emprendedores.

Eso es algo de lo que no se habla suficiente: entre más fondos con buenas prácticas haya allá fuera, menos casos nos vamos a encontrar de emprendedores que llegan a etapa semilla siendo dueños de menos de la mitad de su compañía y que ya no tienen espacio para crecer porque ya están sobre diluídos y su cap table está súper pulverizado.

Entonces, las buenas prácticas permean para ambos lados, tanto el del emprendedor como del inversionista. Si de pronto existen manejadores de capital que tienen malas prácticas, los inversionistas también se van a desencantar. Es un efecto en cadena.

Al ser América Latina una economía emergente, siempre se pone mucho acento en la aparición de unicornios en cada país porque eso antes no se veía en la región. ¿Cuál crees que es su importancia en el ecosistema con relación a quienes invierten en ellos?

Los unicornios son un tema muy controversial, sobre todo en el momento histórico en el que nos encontramos, frente a una desaceleración del mercado, inflación y valuaciones que se están corrigiendo, pero todo es parte de un ciclo.

Tenemos el privilegio de trabajar con un activo anticíclico, entonces para venture capital ese aparente caos representa oportunidades de crecimiento y creatividad, porque es de donde salen las mejores ideas. En la recesión de Estados Unidos de 2008, salieron muchas de las compañías más disruptivas y fuera de serie que podemos pensar.

Existen las corrientes de inversionistas a quienes les parece que es lo peor que le puede pasar a una startup porque entonces aseguran que llegar a unicornio implica después ir para abajo ó que levantar capital va a ser todo un tema, pero por otro lado estamos olvidando que esos unicornios tuvieron inversionistas iniciales, y que seguramente eran personas más cercanas al espacio de etapa temprana en el que nos movemos, que creyeron en que el proyecto podría funcionar y crecer, lo están viendo suceder.

Ya sea ángeles inversionistas, familia o amigos de esos emprendedores que hoy tienen un unicornio, seguramente ya tuvieron la oportunidad de capitalizar ese riesgo, y esas son buenas noticias porque se convierte en toda una vertical de potenciales futuros inversionistas para el ecosistema, no solo para esa compañía o startup, ni siquiera para las de su industria, sino para toda la región.

En este sentido, tenemos que ser más proactivos y empujar el nacimiento de nuevos “tipos” de inversionistas que no solo vean las cosas de diferente manera que los que ya están, sino que también desbloqueen carteras adicionales en la región y que estén alineadas a los incentivos que tienen los emprendedores, porque ya lo vieron suceder con la empresa en la que invirtieron.

Es una parte súper emocionante, entre más nuevos inversionistas tengamos, ya sea fondos tradicionales, fondos de deuda, fondos en etapa temprana o aceleradoras, tendremos mejores noticias, porque en LatAm todavía hay espacio para que a todos nos vaya increíble en las siguientes décadas.

Aunque fundraising podría parecerse a ventas en en algunas cosas, tiene sus particularidades, cuéntame sobre tus aprendizajes al hacer fundraising y cómo has desarrollado un estado mental que te ayuda en el proceso. ¿Cómo has desarrollado la actitud fundraiser?

Sí, yo soy de esas personas que dicen que fundraising es un poco como ventas, porque tienes que tratar el proceso de construcción del funnel como si lo fuera, en la medida que garantices un top of the funnel bien curado y prospectado, más o menos puedes ir prediciendo el resultado, es decir, qué tanto capital levantaste, si lo levantaste de los inversionistas correctos, si lo hiciste de manera muy acelerada o a una valuación correcta o elevada, por ejemplo.

Pero por otro lado, y ahí es donde entra mi lado del cerebro de comunicólogo: fundraising es mucho más construir una relación con personas, que hacer una venta transaccional. No tiene nada que ver con una transacción entre A y B y que se intercambian C.

¿Por qué? Porque hacer fundraising es tener la responsabilidad de manejar el dinero de alguien más que está confiando en ti. Este es un negocio de confianza, es algo que se tiene que construir y a lo que le tienes que dedicar tiempo y esfuerzo.

Dada la importancia de levantar inversión –y aquí es, otra vez, un poco parecido a ventas–, hay que dedicarle tiempo a prospectar, porque no todos son un potencial inversionista y es necesario que lo identifiques. Tienes que saber quién está del otro lado y si hace sentido que le presentes la oportunidad. No hay nada peor que invertir tiempo y recursos en presentar el proyecto a alguien que no es un prospecto.

Y en ese camino, hay que dar ese extra mile que va a hacer que tu llamada sea diferente a las que va a tener tu prospecto el resto de su día, como averiguar más sobre su vida. Puede parecer una banalidad pero sirve para romper el hielo y conectar de una manera más profunda.

Hay que dedicarle tiempo a construir la relación con el inversionista, a establecer expectativas correctas y mantener una comunicación abierta.

Y algo que no se debe olvidar: para nada hay que esperar que el proceso sea infalible, hay que darse la oportunidad de cambiar de opinión y de usar distintos métodos en todo el proceso, y si el resultado no es lo que esperabas, es importante no agobiarse. Ya habrá otra oportunidad y eso no desestima el valor agregado de tu startup, fondo o de quien está del otro lado.

Diez años parece mucho, sin embargo aún hay mucho por delante. Desde tu experiencia Damaris, ¿cuál es tu visión del fundraising en la región?

Para nosotros fundraising es una relación de largo plazo con un inversionista, ya sea un individuo, un family office, un inversionista institucional, una banca de desarrollo, un banco, etc.

Es un proceso que requiere tener comunicación abierta de ambos lados, y que no tiene que ver con solo entregar un reporte y vernos en la siguiente reunión. Es entender cómo podemos ir un poquito más allá para que cada inversionista pueda alcanzar sus objetivos de inversión, los cuales no siempre tienen que ver con la parte económica.

Muchas veces las motivaciones detrás del por qué alguien decide tomar ese salto de fe e invertir en venture capital, viene de querer dar algo de regreso al ecosistema, o tal vez, de buscar aprender sobre la industria.

Y en la medida en la que vamos compartiendo nuestra secret sauce, nos volvemos más ricos, porque procesar y exponer lo que hacemos nos da mucha claridad, además de que nos abre el espacio para enriquecernos de las ideas de los demás, por eso estamos convencidos de que todos los fondos los co-construimos con nuestros inversionistas.

Primero, porque ellos ponen el capital y creen en nosotros para operarlo, pero también porque nos gusta tener este acercamiento poco convencional con los inversionistas y entender qué les mueve, contarles qué hacemos y cómo lo hacemos y empezar ese diálogo del cual todos salimos mejores personas e inversionistas.

Una de las cosas más valiosas que les pedimos a los inversionistas es que nos compartan deal flow.

Por ejemplo, tenemos inversionistas de Guatemala entonces, ¿quién mejor que nuestro inversionista local para hacernos una buena recomendación de una buena compañía en Guatemala que él o ella?

Nadie va a conocer mejor el color de lo que está pasando en el ecosistema local en ese momento que quien lo está viviendo. Por otro lado, eso no nos quita que como equipo viajemos mucho para reunirnos con founders y ángeles inversionistas, porque eso nos ayuda a entender y a desarrollar mayor sensibilidad de lo que pasa en los ecosistemas locales.

Por eso para nuestro último fondo, Luchadores III, era muy importante tener un número más ambicioso de inversionistas latinoamericanos que estuvieran fuera de México.

Creo que lo logramos. Tenemos inversionistas de Guatemala, Costa Rica, Perú, Chile y Colombia, por mencionar solo algunos países. Ellos son nuestros ojos y oídos, por eso también es importante abrir esa puerta de comunicación para que nos puedan hacer mejores recomendaciones y tenernos en el top of mind.

Es algo muy valioso que no tiene que ver con números, es mucho más profundo y complejo, pero que a la larga genera más valor.

Ya con 3 fondos y próximamente más, ¿cómo visualizas el futuro del ecosistema latinoamericano 10 años hacia adelante, Dam?

Me encantaría tener una bola de cristal para ver el futuro, pero sería menos divertido si supiéramos exactamente qué va a pasar.

En los siguientes 10 años vamos a ver varias cosas suceder. Por nuestra parte, vamos a seguir favoreciendo a los negocios que tienen estructura para ser redituables en el corto y mediano plazo. Vamos a seguir promoviendo modelos de negocio que escalen.

Por otro lado, vamos a ver una explosión de ‘mafias’, de ex Rappis, ex Ubers, ex Mercadolibre o ex Kavaks, es decir, de todos esos emprendedores que aprendieron operando el negocio tecnológico de alguien más, que agarraron experiencia ahí y que se volvieron los siguientes emprendedores e inversionistas.

Esto es muy importante, porque el hecho de que tengamos startups exitosas en etapas avanzadas –no nada más quiere decir que somos buenos haciendo dinero– sino que hay early employees de compañías súper exitosas que están haciendo dinero con su equity y que, en un futuro, se pueden ir por lado de inversión, porque reconocen que aprendieron y que con eso pueden ayudar a otra empresa, convirtiéndose en inversionista ángel.

O que, gracias al conocimiento y la experiencia que adquirieron quieran abrir un fondo, como en el caso de Pierpaolo, que es emprendedor activo, pero que además tiene un fondo con Bianca, 17Sigma.

Una vez que te arrastra el ecosistema emprendedor en cualquiera de los dos lados –emprendimiento o inversión–, se pueden hacer muchísimas cosas porque se vuelve tan emocionante que no hay vuelta atrás, el cielo es el límite. Tener la oportunidad de hacer cambios profundos en la región y verlos de manera tan rápida, se vuelve adictivo.

Otra cosa que vamos a seguir viendo en los siguientes 10 años es una mayor búsqueda de soluciones a problemas básicos relacionados con salud, educación, vivienda y servicios financieros con tecnología.

En América Latina hay espacio en todas partes para resolver ese tipo de problemas. Podemos mejorar de manera increíble la calidad de vida de muchas personas, y que además eso represente una derrama económica importante. ¿Por qué no mereceríamos tener la misma calidad de vida que los países más desarrollados del planeta? Nos lo merecemos.

Estas cosas son las que vamos a ver suceder en los siguientes 10 años.

En resumen

LatAm es un terreno llano y fértil en el que una multitud de actores cabemos en el ecosistema y no solo eso, sino en el que nos necesitamos mutuamente para que este crezca.

Nos sentimos profundamente afortunados por todo lo que hemos logrado, y estamos convencidos de que esto es solo una muestra de lo que la región tiene para ofrecer de cara al futuro.

Además, estamos conscientes de la responsabilidad que tenemos los fondos de inversión de ser buenos comunicadores y “evangelizar” a nuevos y potenciales inversionistas, tanto para fondos como para emprendedores.

Al mirar hacia adelante, tenemos la convicción de seguir con lo que hacemos y nos apasiona: conectar emprendedores innovadores con inversionistas enamorados de esta región hispanoparlante para detonar el desarrollo económico que se merecen todos sus habitantes.

¡Síguenos si te gusto esta lectura!

Compartimos aprendizajes, experiencias y opiniones en este blog y en nuestras redes sociales.

LinkedIn: https://www.linkedin.com/company/500-startups-latin-america/
Twitter: https://twitter.com/500LatAm
Instagram: https://www.instagram.com/500latam/
TikTok: https://www.tiktok.com/@500latam
Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCyBl4_aMT6Y_sOD6DEHLStA/

¿Estás buscando inversión semilla?

Lee nuestro artículo sobre nuestras inversiones semilla: https://500latam.medium.com/semilla-a309455874f7

¿Estás buscando inversión pre-semilla?

Lee nuestro artículo sobre “Somos Lucha” nuestro programa de inversión y acompañamiento para empresas de tecnología en etapa temprana: https://500latam.medium.com/somoslucha-d31d6d5f8a7c

500 Global programs (including accelerator programs), investor education services, strategic partnership consulting services and events are operated by 500 Startups Incubator, L.L.C. (together with its affiliates, “500 Global”) and the funds advised by 500 Startups Management Company, L.L.C. do not participate in any revenue generated by these activities. Such programs and services are provided for educational and informational purposes only and under no circumstances should any content provided as part of any such programs, services or events be construed as investment, legal, tax or accounting advice by 500 Global or any of its affiliates.

The views expressed here are those of the individual 500 Global personnel or other individuals quoted, and are not the views of 500 Global or its affiliates. Certain information contained herein may have been obtained from third-party sources, including from portfolio companies of funds managed by 500 Global. While taken from sources believed to be reliable, 500 Global has not independently verified such information and makes no representations or warranties as to the accuracy of the information in this post or its appropriateness for a given situation. In addition, this content may include third-party advertisements or links; 500 Global has not reviewed such advertisements and does not endorse any advertising content contained therein.

This content is provided for informational purposes only. Any recommendations are generalized, not customized, and may not work in specific situations. This content should not be relied upon as legal, business, investment, tax or accounting advice. You should consult your own advisers as to those matters. References to any securities or digital assets are for illustrative purposes only, and do not constitute an investment recommendation, offer to sell or solicitation to purchase any investment securities, or offer to provide investment advisory services. Furthermore, this content is not directed at nor intended for use by any investors or prospective investors, and may not under any circumstances be relied upon when making a decision to invest in any fund managed by 500 Global. (An offering to invest in an 500 Global fund will be made only by the private placement memorandum, subscription agreement, and other relevant documentation of any such fund and should be read in their entirety.) Any investments or portfolio companies mentioned, referred to, or described are not representative of all investments in vehicles managed by 500 Global, and there can be no assurance that the investments will be profitable or that other investments made in the future will have similar characteristics or results.

Charts and graphs provided herein are for informational purposes solely and should not be relied upon when making any investment decision. Past performance is not indicative of future results. The content speaks only as of the date indicated. Unless otherwise expressly stated, figures are based on internal estimates and have not been independently verified. Any projections, estimates, forecasts, targets, prospects, and/or opinions expressed in these materials are subject to change without notice and may differ or be contrary to opinions expressed by others. All logos and trademarks of third parties referenced herein are the logos and trademarks of their respective owners and any inclusion of such trademarks or logos does not imply or constitute any approval, endorsement or sponsorship of 500 Global by such owners.

Please see Section 2 of our Terms of Use for additional important information.

--

--

Fondo de Inversión para empresas de tecnología en etapa temprana.

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
500 LatAm

500 LatAm

Fondo de Inversión para empresas de tecnología en etapa temprana.